Martes, 30 de Septiembre de 2014   
inicio >  noticias
Edición del 27/2/2012
Alpargatas pampeanas
En un sector del barrio Villa Germinal de Santa Rosa, un pequeño industrial transcurre sus días creando y confeccionando varios de los elementos que resultan imprescindibles para las personas. Sergio Sereno es el titular de la Pequeña y Mediana Empresa local "Caldén", la única fábrica de alpargatas original donde, a su vez, se desarrollan prendas de vestir y bordados.
Sergio nació el 27 de enero de 1963 en Winifreda. Actualmente, está casado y tiene dos hijos que estudian en la Universidad. El trabajador transcurrió su infancia en la localidad mencionada hasta los 12 años, momento en que se inscribió en el Colegio Industrial de esta ciudad donde se recibió de Técnico Electromecánico.
"Hace aproximadamente 20 años, con el título que tenía, empecé a trabajar en la fábrica de alpargatas de Buenos Aires 'Calzar'. Afortunadamente, comencé a participar de capacitaciones en lugares como Florencio Varela donde estuve seis meses y aprendí la gran mayoría de las cosas que hoy sé", manifiesta.
Sin embargo, la intención del incipiente industrial fue volver a su provincia natal. Por este motivo, decidió regresar e iniciarse laboralmente en La Pampa en la sucursal que "Calzar" tenía en la capital pampeana.
"Allí, trabajé seis años, pero cuando quise incursionar en calzado, en forma independiente, me echaron. No obstante, apunté a trabajar por lo mío aunque tuve épocas muy duras que tuve que pilotear", señala.
La entrevista se desarrolló en el galpón que Sergio tiene en el barrio santarroseño. En la fábrica no hay nadie aunque su dueño expresa que, durante los días de semana, "este lugar está lleno de personas trabajando sin parar".

Temporario.
Con el correr del tiempo, Sergio se asoció con un amigo, oriundo de Mendoza, también con cualidades
en la industria del calzado, por lo que juntos comenzaron a trabajar en sus proyectos en común. Pero su compañero decidió volver a su provincia natal y Sereno tomó una decisión que influiría hasta el día de hoy.
"En ese momento, empecé con 'Caldén', alquilando en distintos locales chicos hasta ir creciendo de a poco, con trabajo, esfuerzo, dedicación y vientos en contra que debimos superar", generaliza. Actualmente, su fábrica emplea a un total de quince personas.
En la actualidad, en "Caldén" se confeccionan alpargatas clásicas, es decir comunes, reforzadas y acordonadas como así también pantuflas exclusivamente en épocas de invierno. "Nuestro trabajo es temporario, trabajamos en verano, por lo que tenemos algunos meses que son medios duros. Nosotros partimos de una materia prima que viene de Buenos Aires debido a que acá son muy pocos los materiales que se pueden conseguir para desarrollar nuestro trabajo", reconoce el industrial.
Según Sereno, en primer lugar se compra el rollo de tela por un lado y la goma por el otro como así también los cartones (plantillas que lleva adentro la alpargata) y todos los insumos necesarios como por ejemplo hilos y elásticos. "Acá procesamos todo, desde el corte de la tela y la goma hasta la misma costura de la alpargata. Sin embargo, tengo talleres en distintos sectores de la ciudad que, además de confeccionar para ellos, también lo hacen para mi fábrica", agrega.

Prendas.
La fábrica de Sereno se divide en diversos sectores bien delimitados. Por una parte, se sitúan tres pequeños galpones donde se crean las alpargatas. El propietario sostiene que el proceso de confección es rápido y que en un día, con cuatro personas trabajando, se pueden hacer 400 pares de alpargatas.
No obstante, este no es el único campo donde trabaja Sereno y sus empleados. "Paralelo a lo que hacemos en forma habitual, y sobre todo en invierno cuando son las etapas más difíciles de trabajo, tenemos una variante laboral: la fabricación de prendas de vestir y bordados", explica. En su mismo taller, hay un pequeño espacio donde tiene tres máquinas bordadoras donde empezó a crear un producto cuya demanda de ventas fue creciendo. "La demanda creció tanto que superó nuestras propias expectativas y, por eso, decidí emprender el nuevo proyecto de confección de ropa", afirma. Y añade: "Empecé haciendo simplemente bordados y, con el tiempo, fabricamos ropa que vendemos a varias empresas del medio".
El hombre detalla que, para la confección de ropa y bordados, arrancó con dos máquinas bordadoras y en la actualidad logró adquirir un cabezal más. "Nuestros primeros productos fueron remeras, hoy hacemos chombas, camperas, conjuntos deportivos, pequeras y hasta camisetas de fútbol que les vendemos a la mayoría de los clubes del interior de la provincia", completa.
Sereno asegura que "Caldén" es la única fábrica original de alpargatas pero no de bordados. Generaliza que todos los productos que allí se realizan los vende a distribuidoras y compradores de Río Negro, San Luis, parte de la provincia de Buenos Aires y en la mayoría de las empresas y pequeñas industrias de La Pampa.













MAS NOTICIAS DE ESTA SECCION:

Copyright 2014 LA ARENA SA | Bartolomé Mitre N° 339 - Teléfono y Fax: 02954-411111 | Todos los derechos reservados - Santa Rosa La Pampa Argentina - LEGAL
Valid XHTML 1.0 Transitional
¡CSS Válido!